Las tres gamas de los electrodomesticos

Sin comentarios diciembre 14, 2017

Los electrodomesticos son una parte fundamental de nuestros hogares. Y es un elemento que hay que cuidar y que elegir con atención. De ahí que sea tan importante que conozcamos los diferentes tipos de productos o de gamas que existen al respecto. Y queremos aprovechar aquí para explicar sus diferencias y sus líneas básicas.

Las tres gamas de los electrodomésticos

Estos aparatos se dividen principalmente en tres gamas o grupos, a saber: la blanca, la gris y la marrón.

La gama blanca hace referencia a todos aquellos elementos que son necesarios en la cocina o en la limpieza de un hogar. Es decir, la diferencia entre las tres líneas que hay consiste en la especialización de los diferentes aparatos. Así, las neveras, los aspiradores, hornos, campanas extractoras, lavadoras o lavavajillas pertenecerían a la gama blanca. Balay y Bosch son dos de las principales marcas especializadas en esta línea de productos. Así como Edesa en las cocinas.

La línea gris sería aquella bajo la cual se agrupan todos aquellos elementos propios de la informática, como las impresoras, los ordenadores personales, los teléfonos y demás. Siemens, por ejemplo, se había especializado en este punto. A veces olvidamos que también es un electrodoméstico. Y es importante que recordemos que cumplen las mismas funciones para cubrir necesidades de grado similar.

Finalmente, la línea marrón es la que englobaremos todos aquellos elementos de vídeo y de audio, como por ejemplo los televisores, reproductores de CD’s y demás. Estos son la segunda línea que apareció en los hogares, según iba avanzando la tecnología, y en la actualidad consideramos, en muchos espacios, como elementos prácticamente de primera necesidad.

El servicio técnico, fundamental a la hora de asegurar el funcionamiento de electrodomésticos.

A veces, parece que basta con comprar un producto adecuado para tener que nos desentendamos posteriormente de él. Como si la marca o la tecnología fuese garantía de su perpetuo buen funcionamiento. Y esto es completamente falso. Precisamente, por tener una tecnología tan sofisticada, es probable que empiece a desarrollar algunos pequeños errores sin apenas importancia. El problema es que, si no se subsanan adecuadamente a tiempo, esos productos no tardarán en desarrollar algún tipo de avería grave.

Por tanto, la mejor manera de proteger la inversión es siempre que contemos con un servicio técnico de profesionales que puedan inspeccionar bastantes de esos elementos con cierta frecuencia, para que pueda comprobar su funcionamiento, su uso y valorar si es necesario algún ajuste o si no lo es.

En conclusión, los electrodomésticos son un elemento imprescindible en nuestros hogares. De ahí que sea necesario conocerlos en profundidad y saber elegir el mejor. Pero ahí no termina todo, también es imprescindible poder contar con un buen servicio técnico que haga tareas de mantenimiento para garantizar el correcto funcionamiento de estos.


Sin comentarios